Descubrimientos y desarrollos importantes en la industria del vidrio aislante en los últimos años

Unos años después de la fundación de la empresa IGK en 1988, a mediados de la década de los 90s surgió el término “borde cálido”, que define las pérdidas de calor en el vidrio aislante a través de los espaciadores con buena conductividad térmica (aislamiento deficiente). El término “constante K”, que se utilizaba hasta entonces, fue sustituido por el denominado “constante U”, que en el caso del vidrio aislante describía la transferencia de calor del vidrio aislante teniendo en cuenta el material de la ventana. Esto desencadenó un enorme interes en el desarrollo de nuevos espaciadores, que sustituyeron cada vez más al aluminio que se utilizaba ampliamente anteriormente. De esta manera, llegaron al mercado cada vez más nuevos materiales portadores poliméricos, coextruidos y varios grados de acero inoxidable como productos laminados. Al mismo tiempo, la tecnología TPS surgió y unos años más tarde llegaron los primeros desarrollos de los llamados espaciadores de espuma, un desarrollo de los EE. UU. ahora en el mercado europeo.
Durante el mismo período, los principales fabricantes de vidrio desarrollaron cada vez mejores revestimientos de vidrio con los que los coeficientes de transferencia de calor (constante U) para el vidrio aislante podrían reducirse muy por debajo de 0,7 W / m²K.

Los desarrollos antes mencionados en el sector del vidrio aislante de alguna manera pueden considerarse como un adelanto a la denominada Reglamentación de Ahorro de Energía, que se promulgó como un instrumento de la política alemana de protección energética y climática en el 2002. Las diversas mejoras y modificaciones realizadas en 2007, 2009 y 2013 (-2016) incluyeron diversos programas de subvenciones estatales tanto para nuevos edificios como para la rehabilitación de edificios públicos y privados, que en los años siguientes continuaron dando lugar a un alto nivel en la actividad de construcción la actividad en Alemania.

La industria del vidrio aislante, especialmente en Europa Central, se ha beneficiado de estas medidas y desarrollos, combinados con una fuerte tendencia hacia la utilización del triple vidrio aislante. Esta tecnología de fabricación, que se ha establecido en Escandinavia durante varios años, recibió un nuevo impulso y fue objeto de varios cálculos y presentaciones en conferencias internacionales, como por ejemplo las Jornadas de procesamiento de vidrio en Tampere, Finlandia (2011). Esto originó nuevos desarrollos en máquinas, selladores y espaciadores, cuyo encuentro presentó nuevos desafíos para el fabricante de vidrio aislante.

A partir de 2005, el término “ventana encolada o pegada” causó sensación y, con la ayuda de adhesivos y geometrías de marco de nuevo diseño, condujo a la unión del marco de la ventana con el vidrio aislante. Los diversos sistemas, denominados solapamiento, base rebajada o unión de bordes de vidrio, trajeron nuevas áreas de aplicación para los adhesivos de silicón, poliuretano y acrilato, así como para las cintas adhesivas. La idea básica era la misma para todas las variantes de encolado, es decir, transferir la rigidez del vidrio al marco. Adicionalmente, se detectó con algunos sistemas que la eliminación del refuerzo de acero, especialmente en el marco de la ventana, también ayuda a ahorrar energía. Este encolado de vidrio y marco, y especialmente el encolado de la base rebajada, rompió con un antiguo principio de vidrio aislante de la base ventilada para evitar la condensación en la ventana, que era bastante cuestionado en ese momento. Entre otras cosas, plantearon un desafío particular a la interacción compatible del adhesivo con su entorno, especialmente con los selladores de bordes. Hoy en día, la unión de vidrio y marco se ha vuelto mucho más estable, aunque estas aplicaciones se utilizan principalmente para ventanas antirrobo.

En el área de la fachada, continuó la tendencia hacia el uso de paneles cada vez más grandes para permitir a los arquitectos lograr un diseño con la menor cantidad de marco posible y una vista sin obstáculos de los elementos detrás de los paisajes. Por ejemplo, en la feria del vidrio de Düsseldorf en 2014, se presentó al público una lámina de vidrio aislante de Henze Glas de 17 m de largo. Por supuesto, estas dimensiones solo se pueden crear de forma segura y ópticamente impecable con espaciadores de aplicación automática como IGK 611 (TPS®).

Para los proveedores de espaciadores para vidrio aislante, los llamados espaciadores multicapa han ido apareciendo cada vez más en primer plano desde hace aproximadamente 3 años. Optimizados para mejorar aún más los valores de PSI, contribuyen así a mejorar los coeficientes U y el aislamiento térmico. Lo más importante y primordial de la fabricación es la aplicación (pegado) de las diversas capas de película al material de soporte. Para el fabricante de vidrio aislante, el reto principal es alcanzar las altas velocidades de doblado de los espaciadores utilizados hoy en día. Actualmente se está realizando un trabajo exhaustivo para alcanzar el rendimiento óptimo.

En el ámbito de los materiales de sellado de bordes, cabe destacar el desarrollo y mayor uso de los denominados “selladores reactivos de 1 componente”, que están disponibles en forma de “TPS® reactivo” como sellador primario y en forma de „Fusión Caliente Reactiva“ con nuevas posibilidades para el sellado de bordes como sello secundario. Las directivas de la UE 848 (2012) y 852 (2017), con la entrada en vigor de la prohibición total del uso de mercurio como catalizador en adhesivos y selladores de poliuretano, generaron otro importante punto de quiebra en los últimos años.

Con la entrada en vigor en Alemania de la Primera Reglamentación de Ahorro de Energía antes mencionada en el 2002, también se modificó la norma de vidrio aislante EN-1279, que, solamente, dio origen a la nueva normativa EN-1279 (2018) 16 años después de innumerables discusiones entre organismos nacionales e internacionales. (de ser necesario refiérase a la Publicación de Recubrimientos de Edificios de 12.2020). El hecho de que el objetivo de una regulación uniforme para garantizar la calidad del vidrio aislante para Europa, se haya logrado de forma parcial se debe principalmente al involucramiento nacional y la información obtenida de los puestos de trabajo en el país.

Podemos decir que, EN-1279 (2018) ya establece requisitos adicionales para el vidrio aislante europeo, pero en algunos casos es superado por varias normas nacionales en puntos específicos. En los últimos años se ha incrementado considerablemente el “sistema de seguimiento” por parte de las autoridades internacionales auditando a los fabricantes de componentes, incluyendo a los proveedores de selladores, provocando un aumento considerable de los costos, sin embargo, esto beneficia al cliente de vidrio aislante (incluyendo al mismo IGK) ya que se obtienen marcas de selladores de muy alta calida como Cekal -, ATG o RAL-GMI.

Dr. Randolf Karrer

Posted in IGK Global.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *